La Biblioteca Tianjin, esfera de ondas escalonadas

Las bibliotecas son un universo que destila expresiones literarias, sensaciones, pensamientos políticos, creencias, fantasías, aventuras, entre otros conceptos. A la par, son recintos donde se agazapan las palabras en la calidez de las páginas de cada libro, de cada manuscrito y de cada colección.

Desde los recintos medievales hasta las bibliotecas del siglo XXI, todas están cargadas del vertiginoso recorrido de la historia de la humanidad y su entorno. Su concepto arquitectónico responde a las condiciones materiales de vida de su tiempo y espacio; baste recordar la Biblioteca del Vaticano, cuya influencia espiritual y temporal ostenta el poder del Estado Soberano. La razón es que cada uno de estos complejos resguardan uno de los tesoros más valiosos de la humanidad: los libros, el capital intelectual y cultural creado por el hombre.

En los tiempos actuales, los avances de la ciencia y la tecnología no sólo han inspirado los grandes cambios en la actividad productiva, sino también son causa de la transformación social y cultural. La sociedad del conocimiento envuelve las soluciones arquitectónicas de las bibliotecas que dan respuesta a las necesidades del mundo moderno.
En este contexto se erige la Biblioteca de Tianjin, realizada por la firma MVRDV, fundada en 1993 en Róterdam y liderada por los prestigiados arquitectos Winy Maas, Jacob van Rijs y Nathalie de Vries, quienes explican a la revista Construcción y Tecnología en Concreto el proceso constructivo de esta obra extraordinaria.

Antecedentes

A fines de 2017, en el distrito Binhai, municipio costero situado al oeste de China, fue inaugurado el "Ojo de los Libros": La Biblioteca de Tianjin. Los creativos informaron que la obra forma parte del Plan Maestro Cultural, cuyo responsable es el Instituto de Planificación y Diseño Urbano de Tianjin (TUPDI), mismo que, en colaboración con el estudio holandés hicieron posible la edificación de tan asombrosa construcción.

El propósito del proyecto "era concebir una nueva biblioteca integrada a un Plan Maestro Cultural más amplio que pretendía transformar el distrito de Tianjin Binhai, en un área de clase mundial. La petición fue crear un edificio único que se incorporará al complejo de las cinco joyas de la arquitectura diseñadas por un equipo internacional de creativos como Bernard Tschumi Architects, Bing Thom Architects y HH Design", señaló el despacho holandés.

Además -agregaron-, “todos los edificios culturales están conectados por un corredor público bajo un techo de cristal, diseñado por la firma de arquitectos alemanes GMP.

"El sitio del recinto está en el cruce entre el corredor cultural y la carretera. En este entorno, la biblioteca tiene acceso tanto por la ciudad como por el parque; combinando el aprendizaje con el espacio verde", subraya MVRDV.

Inspiración y diseño

En el ondulante espacio cultural, cual obra extraída de la ciencia ficción, el visitante no sólo puede sorprenderse y deleitarse con el arte arquitectónico, también tiene la posibilidad de elegir entre centenares de obras de un inventario que aspira llegar a alcanzar una colección de 1,35 millones de libros de conocimiento general. Pero no sólo el universo de libros atrae la atención de los asistentes; también es foco de atracción el núcleo ocular, la gran esfera donde se sitúa el auditorio (el atrio).

El diseño arquitectónico estuvo a cargo de la firma MVRDV, quien explicó la manera cómo se inspiraron para concebir el increíble proyecto: "La biblioteca puede entenderse como la transición gradual de una edificación hacia su núcleo ocular (esférico). La gran esfera es un auditorio desde el cual se eleva el edificio creando estanterías en cascada —de piso a techo— que albergan libros. Además de funcionar como asientos y pasillos que conducen a las salas de lectura privada, las estanterías son el principal motivo espacial del recinto".

Así, el diseño arquitectónico cubrió todo el desafío del recinto cultural, el cual acoge "estantes revestidos que hacen el eco de la forma de la esfera creando un paisaje interior, con una topografía cuyos contornos se extienden y envuelven alrededor de la fachada. De esta forma, las estanterías escalonadas del interior están representadas en el exterior, duplicándose en cada nivel como una persiana. En tanto la fachada de cristal se abre al parque exterior, por lo que es un espacio luminoso, extenso y acogedor", expuso MVRDV.

Estructura

La biblioteca es un espacio multifuncional, flexible y adaptable a través del tiempo —comentó la firma creativa. "Cuenta con cinco niveles donde se ubican instalaciones educativas y de lectura, dispuestas a lo largo de los bordes de sus interiores, a los que se accede por el área del atrio. También dispone de espacios de servicio subterráneos, almacenamiento de libros y un gran archivo. Desde la planta baja, los visitantes pueden acceder fácilmente a las áreas de lectura para niños y ancianos, el auditorio, la entra principal, el acceso en terrazas —de los nieles superiores conectados con el complejo cultural.

“El primer y segundo piso consisten principalmente en salas de lectura y de estar; mientras que los niveles más elevados incluyen zonas de reuniones, oficinas, computadoras y salones de audio y dos patios en la azotea.

“El Atrio fue diseñado como un espacio social. El ojo es una característica reconocible del diseño visible desde el interior y el exterior, pero también es un auditorio (con capacidad para 110 personas) en pleno funcionamiento”, explicó MVRDV.