El impacto no aparente del Pavimento de Concreto Simple VS el Pavimento de Concreto Estructuralmente Reforzado Continuo

En el negocio de la construcción un trabajo bien hecho puede llegar a pasar como desapercibido. Sin embargo cuando algo está mal hecho no hace falta un experto para darse cuenta. Pero ¿qué hay de aquellos proyectos que nos afectan sin que nos demos cuenta? Es posible que un proyecto nos afecte y esto pase desapercibido.

El concreto simple con juntas tiene por lo regular un espesor de 31 centímetros; mientras que un concreto estructuralmente reforzado (con malla de ingeniería) continúo cuenta con un espesor promedio de 18 centímetros.

El consumo de recursos naturales calizas y arcillas  para proyectos con concreto reforzado es menor al de proyectos con concreto simple.

(Figura 1. Comparativa del consumo de recursos y porcentaje de ahorro en material del Pavimento de Concreto Simple VS el Pavimento de Concreto Estructuralmente Reforzado Continuo)
(Figura 1. Comparativa del consumo de recursos y porcentaje de ahorro en material del Pavimento de Concreto Simple VS el Pavimento de Concreto Estructuralmente Reforzado Continuo)

El ahorro que puede generar el uso del Pavimento de Concreto Estructuralmente Reforzado Continuo es significativo. Las decisiones de quienes especifican los proyectos en obras públicas o privadas nos pueden afectar sin que esto signifique que nuestro auto caiga en un bache de una carretera estropeada. Al especificar un proyecto es importante tomar en cuenta que la elección del concreto es crucial; conocer estos datos nos hace consientes y nos prepara para reconocer fallas que no son aparentes a simple vista.

Pavimento de Concreto Estructuralmente Reforzado Continuo Con Malla de Ingeniería