LA BIBLIOTECA NACIONAL DE CATAR, Universo indefinido e infinito de libros, todos físicamente presentes, visibles y accesibles

En la pequeña península arábiga, de entre las ruinas de la antigua ciudad de pescadores y recolectores de perlas renace Doha, la capital de Catar. Sitio que emerge entre la modernidad y la historia, entre lo antiguo y lo asombroso, entre el poder del petróleo y el del gas, como una obra maestra del urbanismo cuyo horizonte se define con extraordinarias obras de arquitectura ecléctica.

Entre los proyectos más emblemáticos y representativos de esta mezcladora creativa se encuentran las construcciones asentadas en la Ciudad de la Educación, espacio dedicado a la ciencia y el desarrollo, icono de la nueva economía del conocimiento, y testigo fiel de las numerosas maravillas de la ingeniería y la arquitectura, sitio donde confluye la estética antigua islámica con las corrientes arquitectónicas contemporáneas.

Dentro de este complejo, se encuentra una de las obras arquitectónicas más valiosas: la nueva Biblioteca Nacional de Catar, muestra fiel de la mezcla creativa sin límites, diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas y su despacho de arquitectos OMA.

El estudio de arquitectos OMA, explicó para la revista Construcción y Tecnología en Concreto, cómo surge y se desarrolla el concepto arquitectónico del nuevo recinto cultural, una arquitectura vanguardista que convive con el desierto.

noticias relevantes sobre el mundo de la construcción con cemento y concreto

Creando el universo

Bajo el cielo polvoriento y anaranjado de Doha, un ir y venir de trabajadores de la construcción, ruidos de gigantescas grúas, excavadoras, varillas de acero y vaciado de concreto, marcan el ritmo de crecimiento y desarrollo de la nación arábiga.

Allí, en pleno corazón de la Ciudad de la Educación se distingue una nueva edificación, emblema de la modernidad que caracteriza al complejo cultural y al valor que los responsables de la metrópoli otorgan a la historia antigua y asombrosa del Islam. Es la Biblioteca Nacional de Catar, oficialmente inaugurada el 16 de abril de 2018. El proyecto fue financiado por la jequesa Sheikha Moza Bint Nasser, a través de la Fundación de Catar, como parte la transición del país árabe hacia una economía basada en el conocimiento.

Para los creativos de OMA, el objetivo fue crear un espacio vinculante y simbólico del pasado, el presente y el futuro de la nación. Según la jequesa, la visión de la nueva biblioteca es tender un puente de transición entre la enseñanza patrimonial y el futuro de Catar. En este sentido el recinto es una muestra de la importancia que tiene la educación para liberar el potencial humano, así como un ejemplo de cómo cimentar una economía basada en el conocimiento.

El excepcional espacio educativo -según su creador, es " uno de los lugares más emblemáticos en Catar y la región. También es un espacio vanguardista en archivo digital. Su estructura requirió de "instalaciones innovadoras (más de 300 computadoras públicas, wifi y estudios de producción multimedia)". De igual modo, la biblioteca servirá como un lugar de encuentro para la comunidad catarí y sus visitantes.

El complejo cultural "abarca la Biblioteca Nacional, la Biblioteca Pública, la Biblioteca de la Universidad y la colección de patrimonio que consiste en valiosos textos y manuscritos relacionados con la civilización árabe - islámica". El recinto tendrá capacidad para miles de lectores en un área de 42, 000 m2, y resguardará más de un millón de libros.

noticias relevantes sobre el mundo de la construcción con cemento y concreto

Concepto Arquitectónico

La idea principal del nuevo edificio es destacar el papel de las bibliotecas en la difusión del conocimiento, la promoción de la historia y el patrimonio de Catar, en la región del Golfo Arábigo.

Los creativos afirman que "la biblioteca fue concebida como una habitación individual que alberga a personas y a libros. Los bordes del edificio se elevan a partir del suelo creando tres pasillos donde se ubica la colección de volúmenes y, al mismo tiempo, encierran un espacio triangular central. La configuración permite al visitante acceder al sitio desde su núcleo, en lugar de ingresar esforzadamente por el perímetro".

Las estanterías de mármol, que contienen el universo de volúmenes, son un elemento arquitectónico más. "Los pasillos fueron diseñados como una topografía de estanterías, intercaladas con espacios para leer, socializar y navegar. Los estantes, levantados del mismo mármol blanco que los pisos, están destinadas a ser parte del edificio en términos de materialidad y de infraestructura, al incorporar iluminación artificial, ventilación y un sistema de devolución de libros".

Tal grandioso tesoro, en las profundidades del edificio está instalada la colección patrimonial "área dispuesta en el centro de la biblioteca. Es un espacio excavado de seis metros de profundidad, revestido en travertino beige. La colección también puede operar de manera autónoma, directamente accesible desde el exterior".

A decir de Ellen van Loon -parte del equipo creativo-, "las Bibliotecas eran clásicamente espacios vibrantes para el intercambio de conocimiento. Con el acceso inmediato a la información en la era actual, el papel de la biblioteca como espacio de reunión pública es más significativo que nunca. Rendimos homenaje a la rica cultura de la región con la colección patrimonial de textos islámicos para que los visitantes logren estudiar y contemplar". El sitio está ubicado en un espacio excavado desde el suelo cual sitio arqueológico con gran valor histórico".

En tanto que, Rem Koolhaas expresa que el diseño del espacio es “para posibilitar una vista panorámica de todos los libros. El visitante emerge rodeado literalmente de cada libro, todos físicamente presentes, visibles y accesibles, sin realizar ningún esfuerzo particular. El interior es tan grande que está a una escala casi urbana: podría contener una población completa, y también toda una población de libros".

Para Iyad Alsaka, integrante creativo de OMA, "la biblioteca es un testimonio de lo fundamental que es la función e influencia de Catar por conjuntar el conocimiento, la tolerancia y un mayor diálogo, dentro de la región y con un alcance global. El reciento es un espacio público extraordinario que promoverá el intercambio de conocimientos, física y digitalmente”.